Aunque el margen de la política monetaria se reduce, el BCE sigue estirando el chicle

Aunque el sistema nada en la abundancia de liquidez y el capo di tutti capi, Mario Draghi, ha dicho por activa y por pasiva que la política monetaria expansiva tiene un límite y que la política monetaria por sí sola no funciona, el BCE cumplía con lo esperado y lo anunciado por los mercados y tomaba la decisión, en su último Consejo de Gobierno del año, de prolongar el programa de compra de deuda que vencía en marzo del año que viene, al menos hasta diciembre de 2017, con lo que el volumen total del programa de compra de activos del BCE alcanzará los 2,3 billones de euros, sin que por el momento se haya conseguido avanzar en los objetivos de inflación del BCE (2%) o en que el crédito dé muestras de alegría digna de consideración. Sigue leyendo

La deuda pública supera al PIB y no ha pasado nada

La deuda pública española ha superado por primera vez en un siglo el 100% del PIB, como lo atestiguan los datos del Banco de España que ponen de manifiesto que entre enero y marzo las administraciones públicas acumularon una deuda de 1,095 billones de euros. Sigue leyendo

Cuando la política monetaria del BCE puede sustituir a los gobiernos nacionales

Hace una semana, el influyente economista jefe del Banco Central Europeo (BCE) y miembro de su Comité Ejecutivo, el alemán Peter Praet, se descolgaba, pese al rígido protocolo del BCE en materia de declaraciones públicas, con unas manifestaciones en las que señalaba que el BCE no sólo podría seguir bajando el tipo de interés del crédito, sino también “imprimir dinero nuevo” y entregarlo directamente a las familias, se supone que para aumentar el consumo. Sigue leyendo

La política monetaria, factor clave en el crecimiento de la Eurozona

La economía de la Eurozona creció en 2015 un 1,5%, como resultado de un pujante aumento del PIB de España (3,2%), junto con modestos crecimientos de Alemania, Francia y, especialmente, Italia, con alzas menores en el último trimestre y de recesiones, como las experimentadas por Grecia y Finlandia. A resaltar, aunque no se conocen los datos del último trimestre del año, el crecimiento de Irlanda que alcanzaba un 6,8% al término del tercer trimestre. Sigue leyendo

¿No habíamos quedado en que Draghi era el jefe de los mercados?

Siguiendo la pauta a la que nos tiene acostumbrado, el BCE decidió sorprender a los mercados, aunque en esta ocasión siendo más timorato y menos agresivo de lo que se esperaba y demostrando que no es cierto, como se viene aireando desde algunos ámbitos, que Draghi sea el representante de los mercados en la autoridad monetaria de la zona euro. Y se encargaron de hacérselo saber con un endurecimiento de las condiciones monetarias en la práctica totalidad de activos. En definitiva, una reacción dura plasmada en una apreciación del euro, un repunte de tipos core, un aumento de diferenciales en la periferia y caídas generalizadas en bolsa. Sigue leyendo