No solo el proteccionismo supone un riesgo para la economía mundial

La fuerte caída de las previsiones económicas en Estados Unidos y las negativas consecuencias de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, son los dos elementos más potentes que han influido en el reciente informe del FMI que, a través del World Economic Outlook (WEO), deja constancia de que el crecimiento económico global continúa al ralentí, con una estimación de crecimiento del 3,1% en 2016 y del 3,4% en 2017, aunque emerge un cierto grado de optimismo, al detectarse que los riesgos en conjunto se inclinan a la baja y están vinculados, en buena medida, a la incertidumbre política en EEUU y, en menor medida, en la UE. Sigue leyendo