El mal uso de los pronósticos

Las expectativas o previsiones de crecimiento económico de los países se ha convertido en un recurrente y creciente ejercicio de funambulismo profesional, compuesto de conjeturas y suposiciones, todas ellas amparadas por sólidos análisis de coyuntura, que aportan un alto grado de desacierto o error que debería, en ocasiones, ser explicado a los ciudadanos por quienes firman los resultados de dichos trabajos de forecast, con lo que se ahorrarían incertidumbres en los mercados y utilizaciones tendenciosas con intereses muchas veces inconfesables. Sigue leyendo

Los riesgos sobre la economía española en 2017 toman cuerpo

El próximo viernes 29, se dará a conocer la tasa de crecimiento del PIB de la economía española que ha destacado por su solidez en la primera mitad del año. Las estimaciones, para el segundo trimestre del año, apuntan a un aumento del 0,8% trimestral tras otro 0,8% en el primer trimestre, lo que implica un 3,2% interanual. En suma, el balance de la primera mitad de año ha sido muy favorable y el intenso crecimiento en ese periodo hace muy probable que el PIB aumente cerca del 3% en el conjunto de 2016. Sigue leyendo

El PIB español podría volver a sorprender en positivo

Con independencia de los avisos procedentes de la OCDE sobre la tendencia a la ralentización de la economía española, lo cierto es que los datos del segundo trimestre del año señalan que el crecimiento del PIB sigue siendo fuerte y que puede volver a dar una sorpresa positiva. Sigue leyendo

La deuda pública supera al PIB y no ha pasado nada

La deuda pública española ha superado por primera vez en un siglo el 100% del PIB, como lo atestiguan los datos del Banco de España que ponen de manifiesto que entre enero y marzo las administraciones públicas acumularon una deuda de 1,095 billones de euros. Sigue leyendo

El sentimiento trágico de la vida o el arte del flagelo

El anuncio realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en sus previsiones de primavera -progresivamente cada vez menos optimistas- de revisar a la baja sus estimaciones de crecimiento global en dos décimas -desde el 3,4% previsto en enero hasta el 3,2% actual- y la consiguiente modificación en la misma dirección de la economía española en una décima -del 2,7% al 2,6%- daba alas al unamuniano sentimiento trágico de la vida o al hispánico arte del flagelo y así quedaba reflejado en los titulares de prensa, las aperturas de los informativos de televisiones y radios, así como en las intervenciones de los tertulianos, aunque los observadores internacionales no eran capaces de detectar ánimo especialmente destructivo en las previsiones del Fondo pese a las tendencias a la baja de sus pronósticos. Sigue leyendo