La situación de la banca italiana y alemana hace dudar de la eficacia de los test de estrés

En el análisis de muchos expertos y analistas, que dedican buena parte de su tiempo y conocimiento a buscar las razones por las que la zozobra y la incertidumbre se han apoderado de las economías de los países desarrollados, a pesar de que los indicadores señalan que su crecimiento es sólido, aunque escaso, el sistema financiero -la banca- se lleva la peor parte, al menos en Europa, ya que emerge como el sector más castigado en Bolsa en lo que va de año, lo que genera un bucle o círculo vicioso según el cual, el castigo a las bolsas influye de forma desmedida en lo que podría llamarse “economía real”, aunque la “economía financiera” sea tan real como la que lleva su nombre. Sigue leyendo