Banca italiana: ¿solución pública o privada?

La banca italiana ha vuelto a convertirse en el centro de atención del sistema financiero europeo -en 2016 ha perdido el 46% de su valor en bolsa- debido a la elevada morosidad (360.000 millones de euros) en un entorno de bajo crecimiento económico y de baja rentabilidad, lo que lleva tiempo generando dudas sobre la sostenibilidad de algunas de sus entidades, algo que se ha visto agravado por la caída de los mercados tras el Brexit y la petición, por parte del Sistema de Supervisión del BCE a una de sus entidades, de un plan de reducción de morosos tres veces más agresivo del que tenía en su plan estratégico. Sigue leyendo

La banca alemana e italiana avocada a reestructurarse

Era y sigue siendo un secreto a voces y una exigencia anunciada, aunque no se encontraba el momento de abordar la compleja situación de buena parte del sistema financiero italiano y alemán, aunque las condiciones de unos y otros no son comparables y mientras las entidades trasalpinas están al borde del colapso, las alemanas, especialmente las cajas, simplemente corren riesgos a futuro como consecuencia del deterioro del margen de intereses, algo que no resulta extraño a buena parte del sistema financiero europeo.
Tanto es así en el caso alemán que el mismo FMI ha decidido recomendar públicamente a sus entidades que se adapten al nuevo entorno y mejoren la gestión de riesgos, aunque reconoce que los bancos alemanes están bien capitalizados y tienen una gran capacidad de resistencia. El recado del Fondo iba focalizado fundamentalmente a las cajas y cooperativas de crédito cuyo negocio se centra en el mercado minorista y sobre las que recae la amenaza de una caída del beneficio del entorno del 25 por ciento en los próximos dos años de continuar el deterioro de márgenes. Sigue leyendo

La asignatura pendiente de la banca europea

El que fuera subgobernador del Banco de España y hoy director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI, Viñals, hombre poco dado al tremendismo, aprovechaba la presentación del informe sobre la estabilidad global financiera para poner de manifiesto que la zona euro tiene que empezar a hacer los deberes en el sector financiero y que es necesario abordar el problema de los numerosos préstamos en riesgo de impago y el problema del exceso de capacidad bancaria que aún persiste en algunos países, no ocultando el hecho de que algunas entidades tendrán que acabar desapareciendo. Sigue leyendo

La situación de la banca italiana y alemana hace dudar de la eficacia de los test de estrés

En el análisis de muchos expertos y analistas, que dedican buena parte de su tiempo y conocimiento a buscar las razones por las que la zozobra y la incertidumbre se han apoderado de las economías de los países desarrollados, a pesar de que los indicadores señalan que su crecimiento es sólido, aunque escaso, el sistema financiero -la banca- se lleva la peor parte, al menos en Europa, ya que emerge como el sector más castigado en Bolsa en lo que va de año, lo que genera un bucle o círculo vicioso según el cual, el castigo a las bolsas influye de forma desmedida en lo que podría llamarse “economía real”, aunque la “economía financiera” sea tan real como la que lleva su nombre. Sigue leyendo

Italia tampoco es España

La pasada semana, Italia irrumpió de forma abrupta en el terrible escenario de la deuda soberana. Lo hacia a los pocos días de que el presidente Rodríguez Zapatero se reafirmara en el Congreso de los Diputados que España había superado a Italia en renta per capita en su particular carrera, repleta de dientes de sierra, en la que los dos países intercambian su puesto con frecuencia desde que en 2006 la superara por primera vez. En esta ocasión, España alcanzaba los 101 puntos frente a los 100 de Italia, 7 puntos menos que la media de la Eurozona. Sigue leyendo