La Fed, casi, ya no tiene excusas para no subir los tipos

Aunque por debajo de las previsiones (175.000), la economía estadounidense generó durante el pasado mes de octubre 161.000 nuevos puestos de trabajo no agrícola, con lo que la tasa de paro ha retornado al 4,9%, una décima menos que el mes anterior. Con ese escenario, la Fed ha dejado de tener argumentos para no subir los tipos y en su encuentro de diciembre lo hará, tras haber acomodado, poco a poco, a los mercados para esa subida.
En su última reunión, la Fed mantuvo los tipos aunque en su comunicado afirmaba solo hay que esperar “cierta” evidencia de progreso adicional hacia los objetivos de inflación y de empleo para subirlos.
La señal más relevante en el comunicado probablemente fuera la referencia a que solo se necesita “cierta” evidencia de progreso, que se asemeja al cambio en el comunicado que hubo en julio de 2015, cuando la Fed parecía estar guiando al mercado para un cambio de tipos que al final no ocurrió por la depreciación del renminbi.
Ahora solo queda esperar a conocer si el resultado de las elecciones tiene o no un impacto negativo sobre las condiciones financieras. De no tenerlo, la subida de tipos en diciembre será una certeza y con ello se iniciará una senda alcista que tendrá su escenario central en 2017 durante el que la Fed puede retocar incluso en tres ocasiones los tipos de interés y con ello abrir un proceso que las economías del mundo tenían olvidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *