Elecciones USA: Intriga hasta el final

Las presidenciales de EEUU que se celebraran el 8 de noviembre tienen a medio mundo en vilo por las polémicas propuestas del candidato republicano. Las encuestas dan ventaja a la candidata demócrata, pero el peculiar sistema de elección del presidente hace que nada sea seguro.
El presidente es elegido por el colegio electoral, compuesto por 538 electores. Para ganarse el puesto, se necesitan 270 votos; cada estado tiene asignado un número de votos electorales (en función de su población) y el candidato que gana (en ese estado) se lleva todos los electores. Es importante ganar en estados con muchos votos electorales pero, sobre todo, ganar en un número suficiente de estados, aunque sea por una ventaja mínima.
Así, la intención de voto nacional es insuficiente para determinar la probabilidad de que venza un candidato. Además, el número de estados indecisos puede hacer variar la balanza fácilmente.
Las últimas encuestas dan una intención de voto del 47,3% para Clinton y del 44,4% para Trump, con una distancia que se amplió la semana pasada tras el debate televisado. Haciendo el cómputo estado a estado, se estima una probabilidad de 70% para la victoria de Clinton frente al 30% de Trump.
Pese a estos datos, el resultado está menos claro de lo que parece, ya que los estados que Clinton tiene razonablemente “asegurados” le proporcionarían 188 votos electorales, mientras que Trump tiene 165 “asegurados”. Quedan en el aire quince estados, que suman 185 votos electorales. Su reparto, con las recientes encuestas, daría un resultado final de 292 para Clinton frente a 246 para Trump; pero la diferencia de intención de voto en cada uno de esos estados es demasiado estrecha, por lo que la intriga se mantendrá hasta el final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *