A modo de despedida

Hace poco más de ocho años, coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers, nacía Tendencias del Dinero con la poco original idea de tratar de explicar -en lenguaje asequible- no solo el origen de la gran crisis económica y financiera que ha hecho temblar las estructuras del sistema capitalista, sino de analizar las consecuencias y las medidas que se han adoptado para restablecer el orden mundial, algo que, al día de hoy, no se ha conseguido plenamente. Sigue leyendo

BCE y Banco de Inglaterra coinciden en los riesgos a los que se enfrentan sus bancos

Tanto el BCE como el Banco de Inglaterra, en sus últimos informes de Estabilidad financiera, coinciden en que el principal riesgo de la Eurozona y de Reino Unido es global, a través de una reapreciación general del riesgo que provoque contagio financiero, que puede venir provocado por la materialización de las fragilidades que se observan en las economías emergentes o por la incertidumbre política en las economías avanzadas. Sigue leyendo

La banca española en el 2020

El sector financiero ha gozado de una atención especial en Tendencias y era difícil dejar pasar el último número para hacer un pronóstico sobre cómo será dentro de cuatro años. La primera conclusión es que será muy diferente, pero los principales actores serán los mismos. Sigue leyendo

2017 un año marcado por Trump

2017 se presenta, para el desarrollo de la economía mundial, como el año en el que el nuevo presidente de EEUU, Trump, va a tener una notable influencia, aunque el alcance del cambio es aún incierto, ya que es pronto para saber cuántas de sus ideas se llevarán a la práctica. Sigue leyendo

Aunque el margen de la política monetaria se reduce, el BCE sigue estirando el chicle

Aunque el sistema nada en la abundancia de liquidez y el capo di tutti capi, Mario Draghi, ha dicho por activa y por pasiva que la política monetaria expansiva tiene un límite y que la política monetaria por sí sola no funciona, el BCE cumplía con lo esperado y lo anunciado por los mercados y tomaba la decisión, en su último Consejo de Gobierno del año, de prolongar el programa de compra de deuda que vencía en marzo del año que viene, al menos hasta diciembre de 2017, con lo que el volumen total del programa de compra de activos del BCE alcanzará los 2,3 billones de euros, sin que por el momento se haya conseguido avanzar en los objetivos de inflación del BCE (2%) o en que el crédito dé muestras de alegría digna de consideración. Sigue leyendo